José Martín, saliendo a la luz

¿Sois de los que pensáis que un artista solo se debe formar a través de una educación reglada? Pues cuando veáis la obra de este pintor autodidacta, que vivió en solitario hasta los 74 años en una casa cueva hecha por él mismo sin luz eléctrica ni comodidades, quizás os haga cambiar de opinión.

Camino Vital Tortuoso

José Martín (Tazacorte, La Palma, 1922 – 1996) estuvo atado desde su niñez a una existencia compleja no exenta de acciones judiciales. Con numerosos paréntesis en su trayectoria artística por arrestos y condenas, llegó a pasar por la cárcel por un delito de falsificación de billetes de 100 pesetas que pintó con acuarelas, operación que fue descubierta en la barra de un establecimiento al ir a pagar con los falsos billetes y derramarse un vaso de licor sobre uno de ellos.

José Martín
Acuarela de un billete de 100 pesetas

Formación Autodidacta

Las clases de Bellas Artes que nunca recibió este artista fueron compensadas por un inquieto aprendizaje autónomo, que le llevó desde las lecciones iniciales de perspectiva y dibujo que aprendía de su padre, a la consulta de libros de técnicas pictóricas y de historia del arte. Todo ello lo fue poniendo en práctica en su estudio.  

Esto le llevó a ejercitar un tipo de acuarela y dibujo que llegaron a ser sus primeras obras catalogadas, fechadas en los años cincuenta y sesenta. A partir de los años setenta adoptará en su estilo el óleo con algunas incursiones en la técnica de relieves en madera.

Material de José Martín

Exposición José Martín

Con el 25 aniversario de su muerte, este montaje expositivo hace un recorrido a través de más de sesenta obras, que abarcan todos los estilos que trabajó el artista a lo largo de su vida, y que se estructura en varios ámbitos diferenciados entre sí según el contenido conceptual de las mismas. Así, el visitante podrá observar como la pintura de José Martín va evolucionando no solo en el uso de las técnicas y estilos plásticos, sino en las preocupaciones e ideas personales que estos óleos plantean. Todo un mundo pictórico regido por varios ejes temáticos: muerte, deseo, amor, paisajes, espacios oníricos… «No era un pintor al natural de los paisajes. O partía de fotos o de postales, pero no salía con el caballete a pintar. A partir de la imagen inicial, ya metía lo que le parecía en el óleo», aclara el historiador, docente y comisario de la muestra Celestino Celso Hernández.

Estilo de difícil clasificación

Los lienzos del mencionado artista nos acercan a una visión muy personal, onírica e idealizada de la realidad y las costumbres del momento histórico en que vivió y desarrolló la mayor parte de su producción artística.  Su obra representa una propuesta singular en el conjunto del arte contemporáneo de la segunda mitad del siglo XX en Canarias. Los escasos comentarios y pocos críticos de arte que se ocuparon de su vida y obra le han situado en una tendencia naif, primitivista, simbólicosurrealista, expresionista, con atisbos iniciales de art déco, y hasta con una denominación atribuida al propio artista, como pintura sintesicológica. “Nos encontramos, en suma, ante una obra visionaria, fantástica, alternativa, marginal, un arte otro, con un sello muy personal”, señala Celestino

Optó por vivir al margen

Este pintor palmero fue, en general, un creador situado en la “periferia del sistema” y desarrolló su carrera artística entre 1960 y 1990 en su isla natal. Y es que este artista es un gran desconocido, por voluntad propia, ya que siempre se mantuvo muy lejos de los circuitos artísticos y comerciales, salvo contadas apariciones impulsadas por el también artista y amigo Cándido Camacho en la Sala Conca de La Laguna -con una individual en marzo de 1979 y una colectiva en julio de 1980-, La Recova, el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias de Puerto de la Cruz y una separata de la revista ‘Gaceta de Arte y Literatura’, en 1993.  Aunque su obra nunca ha sido bien conocida hasta el momento ni ha gozado del reconocimiento público que merece, «este es el comienzo de algo maravilloso. Estamos seguros de que a partir de este proyecto se va a dar a conocer muchísima obra suya. Entre otras cosas, porque recientemente se han descubierto casi 500 dibujos, bocetos de obras que hizo después, que no figuran en esta exposición y que los han localizado sus familiares. Lo ideal es esperar unos diez años para, con todo lo que aparezca, proponerlo en Madrid y Barcelona, porque todo el que lo descubre se queda fascinado», adelanta Orlando Britto, director del CAAM

Trabajador del Arte

José Martín no solo aprendió perspectiva y anatomía humana gracias a los libros que su padre inmigrante le trajo de Cuba. De su progenitor, Rafael Martín, también aprendió albañilería. «Ejercía como peón de albañil cuando necesitaba dinero para comer. Nunca lo hizo de forma continuada. Trabajaba en obras y bancales cuando necesitaba dinero y después volvía a pintar», explica Celestino Celso Hernández. También «evaluaba su trabajo por el equivalente a un jornal de peón de obra. Si invertía dos días en un cuadro, lo vendía por lo que hubiera cobrado como peón esas dos jornadas. ¡Tirados de precio! Se consideraba un trabajador del arte», desvela Orlando Britto.

Manuscrito Revelador

Mucha luz se espera que aporte no solo sobre su vida sino también sobre su universo interior un manuscrito de ficción que escribió el pintor bagañete mientras volvía a La Palma tras su estancia en la cárcel, en Cádiz. «Celestino está transcribiéndolo y estamos a la espera, porque nos desvelará cosas muy interesantes sobre su vida de película», vaticina Orlando Britto sobre un artista que tuvo como grandes apoyos al también creador Cándido Camacho y a la poeta Elica Ramos. A esta última incluso la retrata en uno de los óleos que se exhibe en esta muestra.

Detalle de la exposición

4 thoughts on “José Martín, saliendo a la luz”

  1. Muy buen artículo. Maravilloso conocer la obra del este mágico artista. Es una pena que José Martín al igual que la mayoría de artistas que no tengan el sello real de la fama pasen desapercibidos ante los ojos de una sociedad tan sedienta de arte y tan necesitada de artistas. Yo espero y deseo que sigáis escriendo artículos de artistas hasta hoy desconocidos por la mayoría y les deis la luz y el color que se merecen a través de los medios de comunicación. Las palabras como el arte están para comunicar. Gracias, Susana, estoy deseando leer otro artículo tuyo.

    1. Muchas gracias Sandra por tus palabras. Así es, los talentos están para mostrarlos y compartirlos por eso mi afán es divulgar el arte creativo en mi blog con la esperanza de que muchas personas se vean inspiradas por estos genios de la pintura y la escultura. Un fuerte abrazo.

Leave a Reply to Sandra Cancel Reply