Tengo una amiga que…

Detalle Tierra Incognita
Tierra Incognita. Mapamundi

“Tengo una amiga que” es una exuberante instalación espacial que la artista Juana Fortuny ha desarrollado para la Galería BIBLI. La instalación es la casa de la artista, su cama, su salón, sus autorretratos en una revisitada mesa camilla, es una escultura multicolor. Textiles multiformes realizados con diferentes retales, pedazos sobrantes, posibilidades que nunca fueron y no serán, descoloridos o chillones, pasados de moda, en una amplia gama cromática cercana a lo festivo como podrían ser el carnaval, el circo o las piñatas, que la artista rescata, cose y frunce, dando forma a unas piezas que dialogan con el espacio a través de sus tentáculos.

Jugando con la niña interior

Juana sabe que los niños ya no compran cromos, pero ella se resiste y sigue jugando a pegar los patos, las liebres y las ratoneras en las paredes, serpenteando por todos los vanos y los recovecos disponibles. En las paredes de Bibli verás a estos tiernos animalillos campeando a sus anchas evocándonos una infancia similar de la que todos disfrutamos de cromos, pegatinas y calcamonías.

Conejos saltarines

Arte textil como entidad escultórica

Este dispositivo espacial concilia lo inconciliable: el peso y la elevación, el lleno y el vacío, la consonancia y la discordancia, el cuadrado y el círculo, el triángulo y la elipsis. Sus esculturas son atractivas, ingeniosas, irónicas, complejas, lúdicas y delicadas.

El proyecto que ha desarrollado la artista Juana Fortuny persigue la recuperación y la visibilidad del arte textil para desvincularlo de una mirada genuinamente artesanal y dotarlo de entidad escultórica, para, desligada de funcionalidad, ocupar el espacio y transformarlo.
 

Más información sobre  Juana Fortuny

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *